Control del niño sano, medir y pesar ¿En qué ayuda?

control niño sano 600x450

Control del niño sano, medir y pesar ¿En qué ayuda?

 

El Ministerio de Salud tiene un programa de control del niño sano que se realiza gratuitamente en consultorios hasta que el menor cumple 6 años.  El Control del Niño Sano es una actividad periódica de supervisión de salud y desarrollo del menor desde que nace. De esta manera pueden detectarse eventuales alteraciones y así prevenir y/o tratar a tiempo enfermedades y situaciones de riesgo. Y aunque puede parecer innecesario, controlar su peso y talla está muy relacionada con el desarrollo y crecimiento adecuados de un niño.

 

Supervisar como crece, previene enfermedades a través de la detección de alteraciones en su desarrollo, por ello algunas de las principales actividades que se realizan durante el control sano son la medición del peso y talla del menor, así como la evaluación de su desarrollo psicomotor y la orientación a sus padres sobre distintos aspectos del crecimiento infantil, que pueden ir desde sus necesidades nutricionales y emocionales hasta en qué forma se previenen los accidentes caseros.

 

El primer Control Sano se hace en la maternidad cuando el bebé nace. Se chequea que no tenga malformaciones ni enfermedades, se le aplica su primera vacuna, la BCG contra la tuberculosis y se comienza con la estimulación de la lactancia materna. A los 14 días vuelve a controlarse. Además del peso y la talla, se revisa que no existan malformaciones congénitas ni problemas oculares, auditivos o cardíacos.

 

Con los datos de su peso y talla al mes comienza a tomar forma su curva de crecimiento. Con ella se puede determinar si el niño crece en forma normal. Además se refuerzan las normas de crianza, higiene, se fomenta el sueño y se estimula el pecho a libre demanda.

 

El control sano se efectúa con distinta periodicidad dependiendo de la edad del niño. “Los primeros 6 meses los controles se realizan con mayor frecuencia, idealmente cada mes porque el riesgo de enfermedad es mayor. Por ejemplo, un virus respiratorio puede significar un simple resfrío para un adulto, pero para el lactante puede implicar una bronconeumonía”.

 

Después de los seis meses, el control se realiza cada dos meses. Luego empieza la introducción de nuevos alimentos y la curva de crecimiento ya no es tan rápida como antes.

 

Los controles de la etapa preescolar también son importantes porque se evalúan las habilidades visuales, auditivas y motoras que ayudarán en el posterior aprendizaje a leer. Muchas veces al inicio de la etapa escolar se chequean entre otras cosas los hábitos de alimentación porque muchos menores tienen tendencia al sobrepeso, que de ser mantenida acarrea problemas cardiovasculares en la etapa adulta.

 

Por eso es importante no saltarse los controles y mejor aún si cuentan con equipos de pesaje y medición SECA, estarás seguro que los resultados serán exactos. Además tanto las básculas digitales de bebé como los tallímetros, son fabricados con material de fácil desinfección que no acumulan bacterias, no necesita colocar un pañal en la báscula ya que su material ABS adopta rápidamente el calor del cuerpo del niño de esta manera el pesaje se hace confortable y tu niño no llora porque la báscula estaba fría.

 

Si tu hijo ya se pone de pie, pueden pesarlo en nuestras básculas de pedestal.

 

No dudes en cotizar con nosotros tu mejor opción aquí

 

Más información en contacto@precision.cl