Frecuentemente detenemos la producción debido a un problema en un motor o circuito eléctrico, afectando indicadores de mantención y producción por el tiempo empleado para corregir el problema, sin embargo si el problema se detecta con semanas o meses de anticipación será posible adquirir repuestos, herramientas y conseguir el personal para intervenir en la fecha y hora que se estime conveniente e incluso aprovechar la detención solicitada por otro departamento, disminuyendo el número de intervenciones y aumentado la productividad.

Los sistemas de monitoreo de corriente residual para sistemas aterrizados estarán constantemente vigilando el aislamiento eléctrico y generarán una alerta antes de la desconexión para programar de forma anticipada la corrección.